sábado, 16 de marzo de 2019

Y llegó Marzo


Y llegó Marzo.
Para algunos el inicio de la tortura; para mí, el inicio de un nuevo ciclo.
Es que en Chile el año se inicia en Marzo; porque en Enero y Febrero estamos cerrando el año anterior. Son los meses más esperados, porque son los meses de vacaciones de verano. Sin embargo; para mí, Marzo fue siempre el mes más esperado, porque se iniciaban las clases.
Sí, aunque no lo crean; es que las clases - a diferencia de como se promocionan hoy - siempre fueron la puerta al conocimiento, a descubrir nuevas cosas y a encontrarnos con más personas para compartir y pasarlo bien.
Por eso, también me gusta ir a trabajar; y no estoy, como la mayoría, esperando el viernes; porque, como dice Serrat, y como siempre digo: “hoy puede ser un gran día”.
Llegó Marzo y la invitación es a “desrutinizarlo”.
Un nuevo año comienza, un año lleno de nuevos días y, si quieres, felices días; porque la felicidad no está en el exterior, debes construirla dentro de ti y compartirla con quienes te acompañan.
Alégrate y agradece que tus hijos puedan estudiar, y soñar con un mañana donde pueda desplegar todas sus habilidades.
Estudia con ellos y descubre cómo han cambiado las cosas.
Actualízate.
Movilízate.
Participa alegremente en la comunidad educativa, en la comunidad laboral y en todas las comunidades que te interesen; descubrirás que cada persona es un mundo y quizás tengan inquietudes comunes que pueden compartir y desarrollar.
Recuerda que tus hijos no aprenden de tus arengas ni tus discursos, sino de tus acciones.
Y si no tienes hijos o ya están grandes, alégrate y comienza a hacer lo que te guste hacer.
Llegó Marzo, y aquí estoy, escribiendo nuevamente; porque es una de las cosas que me gusta hacer.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario