miércoles, 14 de noviembre de 2012

Liderazgo Distribuido

Hace unos días asistí a la Quinta Conferencia Magistral de Liderazgo Educativo invitada por la Fundación CAP y la Fundación Chile.
Esta vez nos hablaba la doctora Alma Harris; y su exposición se titulaba: Liderazgo Distribuido.
Fue muy simpática su exposición y me hizo mucho sentido.
Partió preguntándose ¿Para qué es el liderazgo?, ¿Cómo trasformamos las instituciones y los sistemas educativos para asegurar el éxito de cada niño en cada entorno? y ¿Cómo creamos sistemas más eficaces?
La gracia es que ella ha conectado los sistemas escolares con las empresas y los entornos deportivos. Cosa que yo hago también.
Comentó sobre sus experiencias y concluyó que los profesores hacen la diferencia.
Buscando respuestas, señaló que se comenzó a culpar a los profesores y a las escuelas; pero ella propone que es mejor verlos como una solución. Y concuerdo; porque, como leí alguna vez: sólo si nos hacemos parte del problema, seremos parte de la solución. Los que intentan resolver sin involucrarse no van a llegar muy lejos.
Habló de la existencia de muchas reformas y pocos cambios, preguntándose: ¿Por qué los cambios fracasan?
Porque normalmente se intenta imponerlos desde afuera, sin escuchar a quienes son parte del sistema.
El sistema hay que mejorarlo desde adentro, hay que conectar las partes. Hay tanto conocimiento profesional que no se utiliza porque no están los mecanismos de comunicación y de trabajo.
La única forma de mejorar los resultados es mejorar los procesos de enseñanza – aprendizaje.
Tenemos que ser capaces de cambiar lo que sucede en el aula.
En ello y en todo aquello que requiera ser cambiado: el liderazgo importa.
La calidad del liderazgo es un elemento clave en toda organización. Más aún, un liderazgo amplia y sabiamente distribuido.
¿Qué hacen los líderes?
Propician y participan en el desarrollo del aprendizaje y la enseñanza; para obtener lo mejor de cada persona.
Señaló que un Líder:
-       No antepone sus necesidades personales
-       Se enfoca en metas superiores
-       Es ambiciosos respecto de su institución y no de sí mismo
-       Distribuye ampliamente el liderazgo
-       Promueve la colaboración de otros
De aquí fue al Liderazgo Distribuido y lo definió como una estrategia deliberada para el alto desempeño. Nuestros sistemas siempre están cambiando y cada vez hay más personas que pueden colaborar y asegurar un alto rendimiento en áreas específicas.
La colaboración no es sólo una cosa bonita de hacer, es a través de ella que se influencian los cambios y se obtiene el involucramiento de las personas.
Planteaba y comparto que el activo más valioso son las personas y que la velocidad de implantación de los cambios, la da la confianza.
Si se trabaja en entornos de confianza, la organización fluye.
Los mismos conceptos para distintos contextos.
Luego vino el café, el plenario y la entrega del libro (como es costumbre en estas conferencias).
Agradecida de haber participado, de haber conocido a dos personas estupendas (que estaban sentadas a mi lado)  y de poder compartir.

1 comentario:

  1. Lindo artículo, considero que el aprendizaje que se obtiene cuando se asiste a eventos como el que usted menciona, son inmedibles los beneficios. Los que nos dedicamos a la educación, nos debemos inyectar constantemente ya sea leyendo o asistiendo a actividades que nos den nuevas luces.
    Gracias por compartir

    ResponderEliminar