viernes, 19 de octubre de 2012

¿Por qué un blog?


¿Por qué un blog?  Era la simple pregunta en un tweet que llevaba a un estudio que está realizando una universidad.
No lo respondí en el momento y claramente ya no me será fácil ubicarlo; pero da origen a este post y puede que más adelante logre hacer la vinculación u otra persona la haga.
Motivaciones puede haber muchas, y me pareció atingente responder desde los valores conductores que conozco a través de Value Drivers:

PODER: Se siente motivado por el deseo de control, de hacer oír su voz, de tener participación activa en lo que le atañe. Es proclive a demostrar su necesidad de “estar a cargo” y ser considerado “líder” o “cabeza visible” de proyectos. Lo motiva escalar posiciones lo que no significa estar ciego por poder. La compensación económica no es buscada por sí misma, sino la satisfacción personal que le da el rédito que conlleva la función de líder, es el objetivo per se. Podría experimentar necesidad de control, supervisión e influencia en los demás.

CONOCIMIENTO TEORICO: Prevalece en su perfil el interés por el saber intelectual. Demostrará constantemente su necesidad de aprender y comprender. Se caracteriza por una curiosidad cognitiva insaciable y la sistematización ordenada del conocimiento adquirido. Disfruta de estudiar e investigar, de ahí que tiende a ser incisivo, objetivo, crítico y a basarse en hechos. Se inclina a la exploración de ideas y a la reflexión.

LOGROS INDIVIDUALES: Su naturaleza independiente, lo conduce a demostrar constantemente esta necesidad de “libertad personal”. Orientará su esfuerzo al logro de resultados que posean su sello personal. Se caracteriza por su deseo de ser auténtico, de ser “Usted mismo”, lo que no implica egoísmo, sino anhelos de realización de su valor. Se motivará básicamente frente al logro de sus más altas metas personales

ARMONIA ESTETICA: Su orientación hacia este valor, lo lleva a admirar la belleza y el equilibrio de las formas. Lo motivará el deseo de “disfrutar” y “apreciar” tanto los grandes eventos como las experiencias simples. Su sensibilidad artística no sólo se relaciona con la belleza, sino con la contribución a la armonía general. Tenderá a ser una persona observadora, que comparte sin egoísmo con otros lo que admira, y que quiere colaborar brindando  armonía en lo que lo rodea.

ESPIRITUALIDAD: La motivación nace de su necesidad de cree en un Ser Superior, llámese Dios, Espíritu, Alá, etc. al que vivencia como conductor de su vida. Este valor, no necesariamente supone religiosidad, sino la búsqueda de algo trascendente, más allá de las personas, algo que inspire un comportamiento modelo. Su vida se orientaría al servicio en función  de sus creencias. Busca la tranquilidad interior a través de sus convicciones y la fe.

LAS PERSONAS: Trabaja en pos de su deseo de ayudar al prójimo. Lo motiva la necesidad de cuidar a las personas  y compartir con ellas. No dejará pasar oportunidades para brindar su servicio, su tiempo, talento, e incluso dinero, quizás para beneficio de las personas quizás pueda llegar a priorizar a los otros por sobre sí mismo, incluso hasta olvidándose de su propia persona.

LOS BIENES CONCRETOS: Se siente motivado por su sentido práctico. Tenderá a demostrar constantemente su necesidad de obtener logros tangibles. Orientado a resultados, posee un pensamiento utilitario que lo caracteriza. Tiende a dar un uso competitivo de sus capacidades. Es probable encontrar que las personas que poseen éste valor, entre los primeros de su escala, creen que si algo vale la pena, tiene que ser de utilidad. Valora la obtención de rédito material y económico frente a su tarea. 

LAS ESTRUCTURAS: Quienes poseen este valor, priorizan el orden, las reglas, las metodologías, las rutinas de trabajo establecidas. Todo debe encontrarse controlado y contenido. Tenderá a buscar un marco de referencia en cada acción que realice, considerándolo totalmente  necesario para poder operar.

 (Value Drivers™ es una tecnología diseñada y desarrollada por Horwath Argentina).

Según mi propio Informe Individual de Value Drivers, mi Valor Conductor predominante es “Las Personas”.
Y ¿Por qué un Blog? Pues, porque efectivamente me motiva la necesidad de cuidar a las personas y compartir con ellas. A través del Blog puedo entregarles todo lo que he aprendido y lo que estoy aprendiendo; y porque, como bien dice mi amigo Jorge en su propio blog: “Es la pasión la que nos convirtió en humanos, no la razón” y mi pasión la tengo clara: es la Educación.

Celebrando mi segundo año en el Blog, les invito a recordar lo que escribí el año pasado: Link y les adjunto otro link relacionado.

¿Por qué un Blog? ¿Por qué no?

1 comentario:

  1. De ahí mismo somos, me parece a mi.

    Buen ejercicio e interesante enfoque con el Value Drivers.

    ResponderEliminar