viernes, 28 de octubre de 2011

Un año en el Blog

Me parece increíble que ya haya pasado más de un año desde que inicié mis posteos en este blog.
La primera “tarea” que me dio mi coach fue escribir acerca de mi vida de Ingeniero en Informática y mi vida de Bailarina, trenzándolo e imprimiéndole humor.
Este fue el resultado.
Desde entonces he tenido la fortuna de descubrir cómo se trenzan muchos mundos paralelos.
Gracias a Gabriel conocí y estoy conociendo a otros que también iniciaron e inician esta experiencia; y mi red de contactos sigue creciendo.
Gente interesantísima y que así, sencillamente dejando sus palabras y sus imágenes motivadoras en la red, nos dan a conocer lo que las mueve y uno empieza a encontrar que “todo calza …” (como dice Salfate).
Efectivamente uno se expone; y a veces no resulta fácil asumir esto; sin embargo, desde mi perspectiva, les puedo decir que es algo que no se pueden perder.
Le comenté a mi hijo mayor sobre esto y él también se ha desplegado con sus blogs de comics y se ha conectado con otros que están en la misma.
Hay de todo en la red y es maravilloso.
Para completar, Gabriel me enseñó una buena manera de seguir blogs que me interesan a través de www.google.com/reader  (una especie de Outlook para blogs).
Los invito a descubrirlos y compartirlos.
Algunos de los que yo he ido incorporando son:
Terence Cook (Golf Mental – No sólo aplica al Golf sino a la vida misma)
Enrique Dans (Tecnología y Política contingente)
Bárbara Saavedra (Una bióloga y ecóloga fomentando la conservación de nuestro sur)
Rebeca Dominguez (Una apasionada por la música y el arte)
Germán Zurrer (Un colega que se está iniciando en este territorio)
Por cierto no puedo dejar de recomendarles el de mi propio coach de marca personal: Gabriel Bunster, desplegando su nueva oferta.
Visítenlos y cuenten si descubren otros más.

martes, 18 de octubre de 2011

La Empresa Consciente

Ya hace un año que mi amigo Jorge Milla me recomendó leer este libro y lo inicié, pero también inicié otras cosas y aún no lo termino.
El otro día fui a comprar las entradas para el recital de Eric Clapton y me lo encontré en La Feria del Disco a un precio mucho más bajo del que yo lo compré. No pude resistirme y lo volví a comprar, pero esta vez para regalarlo. Con ello también decidí retomarlo y, en lugar de continuar donde iba, lo reinicié. Y como me suele ocurrir cuando vuelvo a leer un libro, me resulta distinto; porque mis nuevas experiencias me hacen poner foco en otros temas o me permiten asentar mejor lo que ya leí.
Fue así como me encontré con el apartado de víctima o protagonista; que me sirvió mucho para ilustrarles a mis alumnos (el personal de ISBAN Chile a quienes estoy capacitando nuevamente en las actualizaciones de la Metodología Corporativa, a seis meses de su formal implementación) la importancia de “hacerse parte del problema para también formar parte de la solución”. La queja de que el Banco siempre presiona en las fechas de entrega, se usa como excusa para no hacer lo que se debe hacer; y después nos encontramos con problemas en la producción. 
Sin proponérmelo les dije: “el cambio empieza por uno” (refiriéndome a uno mismo); y noté en sus caras que la frase les hizo sentido; y yo, una vez más, sentí que todo se había dispuesto para ser la portadora de ese mensaje de transformación. Mensaje que no sólo aplica a esto sino también al sistema educativo y al sistema político que estamos viviendo.
Para reflexionar y ponerse en acción.

viernes, 14 de octubre de 2011

¿PSU o Value Drivers?

La verdad es que puede ser también un “y” o un “o” excluyente.
No necesitas estar pensando en rendir la PSU para realizarte el Perfil Value Drivers. Los he vinculado solamente porque la PSU ocupa los titulares en estos días anunciando postergaciones de plazos de inscripción y fechas para rendirla, y porque quienes están en el proceso: “¿qué voy a hacer en mi vida?” en Value Drivers pueden encontrar un excelente mapa de sus potencialidades.
Nada mejor que conocerse para tomar las mejores decisiones.
Value Drivers es una Metodología y Herramienta basada en los estudios, de Carl Jung, de la fisiología del cerebro (o sea, de tu órgano de potencial intelectual y emocional; de aprendizaje y de espiritualidad; de  pensamiento, intuición, sensación y sentimientos) que te permite, a través de un sencillo test y el diagnóstico de un consultor certificado (yo, entre otros) conocer tu potencial de desarrollo personal.
Value Drivers identifica tus valores motores (lo que te moviliza), tu nivel de alerta (introversión y extraversión), tu estado emocional (con alto o bajo stress) y tu estilo de pensamiento (que te permite saber si estás funcionando en modo natural o adaptado; es decir, si estás fluyendo por la vida o estás forzando tu ser para comportarte como otros esperan que lo hagas).
Cuando yo salí de cuarto medio, fui la mejor alumna de mi promoción; todos querían que estudiara medicina, pero afortunadamente no me dejé influenciar por lo que otros opinan; lo que guió mis pasos fue informarme y conocerme. Todo el tiempo yo misma me imaginaba como profesora de matemáticas; pero una amiga me dijo:”estudiemos computación”. No tenía idea lo que era eso y leí lo que ofrecían las universidades de ese entonces hasta que encontré una descripción que me identificó.  Al  leer el “perfil del postulante” de la carrera que elegí; lo leí  y … era yo. Tenía la suerte de conocerme.
Mi mayor interés al certificarme fue poner esta herramienta a disposición de los jóvenes que, según las estadísticas, circulan varios años por las instituciones de educación superior desperdiciando recursos propios y del estado antes de “encontrarse”.
Hoy, con Value Drivers tú puedes saber cuál es tu potencial, conocerte y tomar la mejor decisión.
Si te interesó o sabes a quien pueda interesarle contáctame y conversemos.

jueves, 6 de octubre de 2011

Adiós a Steve Jobs

Como buena informática, no puedo dejar de conmoverme con la muerte de Steve Jobs.
Sin duda un ícono de estos tiempos. Ejemplo de emprendimiento, innovación y perseverancia a toda prueba.
Lo comencé a sentir cercano desde hace un par de años, cuando vi y escuché el discurso del video adjunto; que compartió, en Excelsys, nuestro colega Peter Leatherbee; en una de nuestras “escuelitas” – evento semanal que realizábamos para compartir conocimientos. Lo digo en pasado porque no sé si los siguen realizando.
Cada una de las tres historias impacta profundamente; porque este personaje inspira por su sencillez, su honestidad y porque fue capaz de perseguir sus sueños mientras tuvo vida.
Cada vez que en la prensa hacían mención a sus problemas de salud, venía más tarde con una innovación que sorprendía.
Su gran aporte al mundo tecnológico fue incorporar la belleza, la sensibilidad y la calidad. Fue un artista genial.
Muchos lo admiran porque todo lo que logró lo hizo a fuerza de tenacidad y “sin haber terminado sus estudios”. Sin embargo, él mismo nos cuenta que si no hubiese sido por ese curso de caligrafía que tomó en la universidad, su vida no habría sido la misma.
Y es que, todo sirve. A veces pensamos que ciertas cosas “son una lata”; pero si las miramos con otros ojos, nos daremos cuenta que nos van forjando en nuestro carácter y nuestra voluntad.
Adiós Steve Jobs; te vas tranquilo, con tu tarea cumplida. No sé si éste será tu último "punto"; pero espero que sea el "punto de despegue" para muchos que te conocieron y para muchos que, en el futuro, te conocerán.

Video

Taller de Cueca Urbana o Cueca Brava

Para comenzar a ponerme al día, antes de alejarme más de Septiembre; les cuento que en estas Fiestas Patrias tuve la oportunidad de vivenciar la Cueca Urbana o Cueva Brava.
Junto con Floridor Rivera (el profe),  propusimos realizar este Taller, como actividad de integración, para los empleados de Telvent Chile. Su idea era compartir el real sentido de la cueca y lo que produce bailarla con sentimiento; no tan preocupados de la coreografía perfecta y, de estudiados y precisos movimientos. Esto me entusiasmó y puse a disposición mis habilidades de gestión y coordinación (largamente probadas con organizaciones de talleres en la Federación Cultural del Banco de Santiago y en la Corporación Educacional y Cultural Francisco de Miranda, de las cuales les debo muchas historias), y  con la autorización de la Gerente de Global Services (Ledda Vega) procedimos a cobrar a los participantes un valor por clase casi simbólico, pero que permitió aportar al costo del arriendo del local y el resto lo puso la empresa.
Se realizaron cinco clases y fue maravilloso ver como los participantes fuimos evolucionando.
Yo sabía bailar la cueca clásica de la zona central (que entre paréntesis no me gusta mucho); y descubrí esta modalidad que me encantó.
Realmente fue emocionante ver como clase a clase nos íbamos descubriendo y, con la práctica, lo íbamos haciendo cada vez mejor.
El broche de oro fue la puesta en escena en el Cocktail Dieciochero de Telvent.
Aquí van algunas fotos para el recuerdo.
Cuando se quiere, se puede.

Links relacionados:
http://www.telventcl.com/2011/08/taller-de-cueca-urbana.html
http://www.telventcl.com/2011/09/cierre-taller-de-cueca-urbana.html
http://www.telventcl.com/2011/10/fiestas-patrias-en-telvent.html