sábado, 31 de diciembre de 2011

Fin de Año


Tiempo de recuentos y proyecciones.
Hora del balance. Qué hice, qué no hice y por qué.
Qué me habría gustado, qué tareas me llevo para el año siguiente.
¿Qué aprendí?
Como decía uno de los mensajes de buenos deseos que recibí: “que el próximo año sea un buen año, depende de ti”.
El 2011, para mí fue un buen año; y cada año que pasa va siendo mejor. El 2012, cumpliré 50 años. Tema no menor en una mujer, que sin embargo no me preocupa. Tengo los años que tengo y los he vivido como los quiero vivir.
El 2011 fue un año intenso. Lo inicié trabajando para ISBAN Chile a través de TELVENT Chile en lo que me apasiona: Capacitaciones y Metodología para mejorar la Calidad; viajando cada fin de semana a Coñaripe para ver a mi familia que estuvo de vacaciones Enero y Febrero por allá. En ese período aproveché de dar unas consultorías y de ejercer como Directora de Capacitación de la OTEC en la que trabajé hasta Mayo. En ella gestioné un Curso de Lenguaje de Señas para el FOSIS; lo que me hizo muy feliz.
Vino Marzo y comenzó el colegio; año escolar que, para muchos, poco tuvo de clases; fue el grito desesperado de nuestra sociedad para decir: ¡basta de tanta estupidez! Esta es una de las temáticas en las que creo que pude haber dado un poco más. Valoro la valentía de los estudiantes para arrojarse y hacernos ver a los adultos el mundo absurdo en el que les estamos involucrando. Pero, las decisiones las toman los adultos; y quienes esperaban que los niños resolvieran el tema; me parece que deben “hacerse ver”. Es cierto que los adultos estamos entrampados en nuestras propias esquematizaciones; pero también está en nosotros regular, poner límites y saber frenar. En Septiembre cambiamos a nuestros hijos de colegio. Estamos ciertos que el tema no está resuelto, pero también que los cambios esperados tardarán en llegar; porque de ninguna de las partes hay voluntad para resolver.
El 2011 celebré un año en mi blog y también expandí esta tecnología a mi empresa, creando el Blog de TELVENT Chile. Estoy feliz porque ya no estoy sola “reporteando” en él y espero integrar a otros durante el 2012. También feliz porque algunos de mis seguidores están iniciando sus propios blogs.
El 2011 también inicié mis talleres de Gestión del Cambio (en el IPS) y desplegué mis potencialidades en el ámbito de Recursos Humanos en TELVENT Chile  apoyando la gestión en comunicaciones internas, actividades recreativas y capacitación.
En Julio y Septiembre viajé a Argentina y me certifiqué en Value Drivers. Actualmente estoy brindando servicios a personas y organizaciones en ese ámbito. Durante el 2012 espero expandirlo también al ámbito educativo (docentes, padres y alumnos) en el área orientación vocacional.
Aprendí mucho y no me canso de aprender.
Se viene el 2012; año en que se anuncia el fin del mundo. Ya este 2011 tuvimos algunas “previas”. Y, para los que se acuerdan, el 2000 también trajo lo suyo.
Fin del mundo; pero, fin de ¿qué mundo? Si todo el tiempo estamos muriendo y renaciendo.
Es lo que “el mercado” y la televisión nos ofrecerá para seguir manteniendo nuestras mentes ocupadas en tonterías.
Haz como decía Martin Luther King: “Si supiera que el mundo se acaba mañana, yo, hoy todavía, plantaría un árbol.”
Escucha la canción de Serrat “Hoy puede ser un gran día”.
Vive cada día y haz de ese día el mejor.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario