miércoles, 1 de abril de 2020

Cuarentena


No pensaba escribir otro post sobre el tema; pero como se visualiza que va para largo, aquí va.
Como dice Wikipedia; la cuarentena, en medicina, es un término para describir el aislamiento de personas por consecuencia de una enfermedad, durante un periodo de tiempo no específico para evitar o limitar el riesgo de que se extienda la mencionada enfermedad.
Para el coronavirus, han decretado 14 días; pero como la gente no se lo ha tomado en serio, van a ser muchos más.
Yo misma me había propuesto seguir yendo a trabajar a la oficina; pero una vez más tuve una señal divina que me hizo cambiar drásticamente de opinión.
El 16 de Marzo, cruzando la calle Moneda, por Ahumada, pisé el suelo mojado, pensando que era agua, pero era aceite de auto y me di un resbalón fenomenal; que si no es por una chica que me sostuvo y a la cual me aferré con todas mis fuerzas para no caer y tocar el suelo, habría quedado en un estado desastroso.
Me sobrecogió mi propia fragilidad y; como hace tiempo, en que sí me di un porrazo, y en el que concluí que el mensaje era “aquí y ahora”; ahora me pregunté “¿qué estoy haciendo aquí? “ y  me respondí: “Exponiéndome innecesariamente”.
Afortunadamente se definió que todo mi equipo se fuera a casa y estamos operando en teletrabajo.
Ya lo habíamos probado, porque el paso a producción de la herramienta que estamos implementando lo hicimos un sábado a las cuatro de la mañana, coordinados con España y cada uno en su casa.

El estallido social nos había llevado a tomar estas medidas por si la cosa se ponía fea. Nunca nos imaginamos que se iba a poner tan fea.
Pero como dice el dicho:”Al mal tiempo, buena cara”.
A disfrutar y agradecer cada día que se nos otorga. A compartir y convivir con quienes más queremos y a solidarizar con quienes están a tu alrededor y más distantes.
No se aburran, no evadan, ocúpense de las cosas que siempre postergaron. 
A cuidarse y a cuidar a los demás.



No hay comentarios.:

Publicar un comentario