martes, 3 de marzo de 2020

Marzo 2020


Y llegó Marzo.
Este Marzo no es como los anteriores. Tiene una nutrida programación de movilizaciones.
Esperamos que para mejor.
Algunos temen que  “quede la cagada”; sin embargo, en “el pulso de Chile”, como se conoce al Festival de Viña del Mar; observamos un fenómeno importantísimo: la gente tiene opinión y la expresa.
Por tanto tiempo evitando los temas políticos para evitar conflictos, evadiendo las conversaciones para “mantener la paz”; hoy nos toca, como hace tiempo; sin miedo y sin violencia, decir: Basta.
Trabajemos por un nuevo pacto social; porque claramente no vamos a cambiar las ideas de nadie.
Las historias, las emociones, la educación y el entorno han tejido la estructura que existe hoy.
No la vamos a cambiar de día para otro; pero claramente los impulsos y las energías ya nos llevan a un destino distinto del que trazaban los indicadores.
Trabajemos por recuperar los valores y establecer nuevos espacios de confianza. Porque precisamente estos son los aspectos que marcan esta crisis; y esto sólo se consigue con participación.
Todos los “paisanos” (entendido como los miembros de este país y para utilizar un concepto más amplio que el de “ciudadano”), estamos llamados a contribuir con nuestras ideas y aspiraciones en la construcción de este nuevo Chile.
Todos somos partícipes y no necesitamos que nos representen. Tenemos que volver a aprender a confiar en la democracia y en que a quienes elijamos para ocuparse de algo, se ocupe de eso y no de sus propios intereses.
Todas las instituciones y organizaciones se tienen que replantear.
No la tenemos fácil; pero estoy segura que con empeño y tesón lo vamos a lograr.

1 comentario: