miércoles, 11 de diciembre de 2019

Diario Mural


Producto de dos eventos recientes, me vino la idea de hacer este post; recordando lo mucho que disfruté elaborando el Diario Mural de mis cursos de enseñanza básica; y también del Grupo Juvenil JUAMICLAR (Juventud de Amigos Claretianos) en el que, por varios años, participé en la Iglesia del Carmen en Curicó.
El primero: un post que hablaba sobre las bondades de esta actividad en el ámbito escolar.
El segundo: una acalorada discusión, que me tocó presenciar, entre un transeúnte y un activista que intentaba pintar en las paredes interiores del Metro de Santiago. 
Este último señalaba que “las paredes hablan”; y, efectivamente, en estos últimos días nos ha tocado observar que no paran de hacerlo.
En mi trayecto diario a la oficina, observo que cada día tienen novedades.
Hay espacios que se escriben y sobreescriben, otros no tocados, y otros especialmente diseñados para volcar la creatividad de este tipo de “hablantes”.Por ejemplo, las paredes del GAM.
Conectando con mi “periodista innata” y mi gusto por escribir, no podía dejar de mencionar esto.
No dejo de pensar también en que por algo, el lugar donde se escribe en Facebook se denomina “el muro”; y por supuesto, en este último, me encanta contribuir con diversos tipos de panoramas a los que asisto o me gustaría asistir, y a los que invito a mis amigos y al público a que asistan.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario