sábado, 30 de noviembre de 2019

Educación Parvularia


Buscando cambiar de tema (cosa difícil por estos días), se me ocurrió que a raíz del Día de la Educación Parvularia y del Educador de Párvulos, celebrado el 22 de Noviembre; podría contarles de mi asistencia a la Masterclass “: No cualquiera es educador de párvulos”; a la que asistí, con mi amiga Lidia Baquedano, el 25 de Septiembre de este año.

En Agosto participé en el Test de esa campaña (y me fue bastante bien); campaña ideada por Elige-Educar para relevar y visibilizar el rol del profesional de quienes enseñan en los primeros años de la vida.

Cómo saben, desde hace tiempo vengo explorando el ámbito educativo, buscando a qué sector enfocarme y cada vez me he ido acercando hacia la educación inicial, porque es la que tiene mayor impacto en las personas. Por otra parte, he observado que tengo un especial vínculo con los niños, porque me encanta jugar y aprender con ellos.

Expusieron tres personas maravillosas ese día:
- María Victoria Peralta, educadora y Premio Nacional de Educación.(Primero otorgado a una Educadora de Párvulos).
- Paulina Villarroel, educadora en Comunidad Tricahue.
- Claudia Lagos, académica de la Universidad Diego Portales.

(A riego que los links desaparezcan en el tiempo – como me ha pasado en otros post, los incluyo para incentivarles a buscar más detalles sobre ellas).

Hablando desde su experiencia nos llevaron a recorrer varias interesantes preguntas:
¿Crees saber cómo aprenden los niños?
¿Cómo les gusta aprender a los niños?
¿Cómo debiera ser el aula donde aprenden los niños?
Se habló de los desafíos que deben enfrentar los educadores de párvulos:
Multiculturalidad
Perspectiva de género
Calidad de la educación infantil
Valoración de la diversidad y justicia social

Participamos además de una interesante experiencia con imágenes de Frato (Francesco Tonucci), a quien no conocía y encontré genial!

Una jornada maravillosa, inspiradora y que nos desafía a seguir trabajando en esto tan lindo que es Educar.

Gracias.

sábado, 16 de noviembre de 2019

9 Años en el Blog


Cumpliendo con mi propia tradición, esta vez más tarde que otros años, aquí está el post en que celebro mis 9 años en el Blog.
Este año creo que he escrito menos que el año pasado, porque se han dado otras formas de comunicar mis intereses (a través de Facebook por ejemplo y directamente en muchos casos) y porque, pese a que no he abandonado mis actividades y participación en eventos, no me he dado el tiempo para escribir sobre ellos.
He estado más “para adentro” este año, porque desde que falleció mi madre obviamente todas las dinámicas cambiaron.
Además, desde Mayo a Septiembre estuvimos en un proceso “arqueológico” familiar, estilo Marie Kondo, porque nos pidieron el departamento que arrendábamos para ella. Departamento que había cobijado a mi abuela, a mi padre, a mi madre y mi hermano menor y que arrastraba las cosas de mi hermano mayor (ya fallecido - que vivió con ellos antes, por muchos años) y las cosas de todos nosotros que mi madre atesoró desde nuestra infancia.
Fue un proceso intenso y, desde mi punto de vista, afortunado; porque obligó a mi hermano menor a salir de los recuerdos y focalizarse en su propia vida.
Si bien todos estuvimos siempre presentes, él fue quien se quedó con los viejitos en casa y los cuidó hasta el final de sus días.
Lo acompañé también en la búsqueda de un nuevo departamento y, en la mudanza y entrega del que fue, por más de 12 años, nuestro “centro de eventos”, “la picá de la Gordi” y nuestro cobijo familiar.
No es menor quedar convertida en la mujer más vieja de la familia (descontando a mis cuñadas, por supuesto).
En el trabajo, afortunadamente este año hemos tenido mucho. Tanto que no pude salir con vacaciones en verano y visualizo que el próximo verano tampoco. Ya veremos cómo nos organizamos. Pero igual me doy mis espacios para mis otros intereses.
Estoy apoyando la implementación del Proyecto New-ITSM cuyo objetivo es realizar la transformación de las gerencias en alcance a la utilización de prácticas colaborativas y uso de una herramienta corporativa e integradora.
Estoy feliz, porque es lo que me gusta: ayudar en la transformación y el mejoramiento.
Ya les contaré qué sigue.

Gracias por seguirme y por impulsarme a retomar esta actividad.

Les dejo los links a mis posts de los años anteriores:


miércoles, 13 de noviembre de 2019

Mis reflexiones


Muchas cosas han pasado este año, trayendo a mi vida transformaciones profundas; y, sin duda, esta transformación país, es la gotita que faltaba para dejarme flotando en un mar de incertidumbre y de ilusiones.
Imposible no referirme a este tema y qué mejor para retornar a las pistas de la escritura, que dejé en pausa, desde Junio, sin causa explicable; quizás porque a veces es bueno hacerlas para reflexionar sobre nuevos rumbos y para recibir un nuevo impulso de mis seguidores que dicen extrañarme.
He tenido varias ideas para nombrar este post y le he dado vueltas a varios contenidos y enfoques; pero con lo vertiginoso  que está todo por estos días, finalmente decidí hacerlo desde el enfoque personal. Ya incluiré otros, con datos y reflexiones que  me han compartido.
Siempre me defino como una optimista y me declaro que los cambios son para mejor.
También me gusta declararme protagonista; por lo que estoy buscando el espacio en el que mejor pueda colaborar; porque claramente esta “revolución” sin rostros, sin voceros y sin “negociadores” es una nueva evidencia del “mundo digital” en el que nos encontramos insertos.
Tuvimos un adelanto con la revolución pingüina, que nos dejó a todos boquiabiertos con las capacidades de coordinación y movilización que desplegaron.
Esta vez los ciudadanos se manifiestan; se convocan a través de las redes sociales y observamos como las distintas “células” se reúnen y se expresan.
 Atención con esto. Porque en  el “mundo colaborativo”, no vamos a encontrar soluciones a través de “representantes”. Esta sociedad “participativa” y “presente” trae consigo otras formas de organización.