martes, 28 de agosto de 2018

Soledad Comic


Es el nombre de la Web Comic de mi hijo Gonzalo y quedó seleccionada en la Feria Internacional del Comic de Santiago, postulando a Mejor Web Comic Chileno.
Aquí va su link en Facebook para que la conozcan

Te invito a votar antes del 6 de Septiembre 2018 aquí: FIC

Soledad es un personaje de su creación, que ha ido evolucionando con él.
Incluyo un par de imágenes.


Ah! Y si necesitas o sabes de alguien que necesite ilustraciones, aquí van sus datos de contacto: Gonzalo Rojas OCIO

domingo, 26 de agosto de 2018

Conversando de Educación

En estos días he tenido varias interesantes conversaciones con algunos ex compañeros de la USACH y amigos.
Hablamos, por supuesto, de los cambios a los cuales nos hemos ido adaptando y de la responsabilidad de la Banca en la Educación Digital.
Con los últimos acontecimientos de hackeo en la Banca Chilena, se ha despertado mayor conciencia, a todo nivel, del mundo en el que estamos inmersos y de las nuevas necesidades de profesionales para este mundo.
Hoy la Ciberseguridad está tomando un papel estelar, no sólo en las instituciones financieras, sino en toda institución que procesa datos.
He asistido a numerosos encuentros y seminarios que nos hablan de MovilidadCloud ComputingInteligencia Artificial y otras nuevas tecnologías; y en las escuelas se escucha apenas hablar de Excel, como “la herramienta del demonio”; porque a muchos docentes aún les cuesta utilizarla.
Con la incorporación del celular (también demonizado) los usuarios son hoy día mucho más exigentes. Quieren todo aquí y ahora, con calidad, buena performance y por supuesto con seguridad.
Veía hace unos días un documental en Netflix que reunía a varios científicos de diversas especialidades en distintos centros a través del mundo (¡cómo me gustaría visitarlos!) y cómo cada uno de ellos se enriquecía conociendo al otro.
Me hizo recordar un paseo que tuve cuando estaba en enseñanza media; en que viajé de Curicó a Santiago, con un grupo de estudiantes de la región, a conocer el Laboratorio Chile.
¡Cómo cambia la vida cuando uno tiene estas experiencias!
Cómo me gustaría proveer de de este tipo de experiencias a tantos jóvenes de tantas escuelas.
Y es tan simple…
Es cuestión de gestionar voluntades.
Sigamos conversando...

domingo, 5 de agosto de 2018

VALGO


A mediados de Junio me llega por WhathsApp una nota sobre un nuevo sistema educativo en Japón: VALGO.
Decía, entre otras cosas, que:”Se está probando en Japón un revolucionario plan piloto llamado ´Cambio Valiente’ (Futoji no henko), basado en los programas educativos Erasmus, Grundtvig, Monnet, Ashoka y Comenius. Es un cambio conceptual que rompe todos los paradigmas.
Es tan revolucionario que forma a los niños como “Ciudadanos del mundo”, no como japoneses.
Entenderán y aceptarán diferentes culturas y sus horizontes serán globales, no nacionales.

El programa de 12 años, basado en los conceptos:
- Cero materias de relleno
- cero tareas.
- Y solo tiene 5 materias que son:
1.- Aritmética de Negocios. Las operaciones básicas y uso de calculadoras financieras.
2.- Lectura. Empiezan leyendo una hoja diaria del libro que cada niño escoja y terminan leyendo un libro por semana.
3.- Civismo. Entendiendo éste, como el respecto total a las leyes, el valor civil, la ética, el respeto a las normas de convivencia, la tolerancia, el altruismo y el respecto a la ecología y medio ambiente.
4.- Computación. Office, internet, redes sociales y negocios on-line.
5.- Idiomas. 4ó 5 alfabetos, Culturas, Religiones, entre japonesa, latina, inglesa, alemana, china, árabe; con visitas socializadoras de intercambio a familias de cada país durante el verano.

¿Cuál será la resultante de este programa?

Jóvenes que a los 18 años hablan 4 idiomas, conocen 4 culturas, 4 alfabetos.
- Son expertos en el uso de sus computadoras y celulares como herramientas de trabajo.
- Leen 52 libros cada año.
- Respetan la ley, la ecología y la convivencia.
- Manejan a aritmética de negocios y finanzas al dedillo.”

Señalaba la nota que “contra ellos tendrán que competir nuestros hijos” y luego venía una negativa mirada de nuestros jóvenes.

Le respondí a quien me enviaba la nota, que ésta “Partía bien”; pero que “nuestros hijos no competirán, sino que contribuirán a crear un mundo mejor.”

Me gusta ver los aspectos positivos de los jóvenes.

Compartí esta reflexión en la Mesa de Educación de la Comunidad de Organizaciones Solidarias, en la cual estoy participando; y la comparto aquí también porque me parece interesante la propuesta (independiente si sea o no cierta, según leí posteriormente en internet).

Las escuelas deben realizar transformaciones profundas para que las personas puedan orientarse,  reconocer y desarrollar sus habilidades.

Las materias indicadas son una ayuda; pero no podemos dejar de lado las artes (en todas sus expresiones), el deporte, la alimentación saludable, el mundo digital y todas las actividades que la vida nos ofrece en las distintas ubicaciones y circunstancias que nos encontremos.

Por lo tanto, podemos practicar eso y más.