miércoles, 8 de marzo de 2017

En el Día de la Mujer

De repente pensé que hoy sería un buen día para volver a escribir en mi blog.
Luego, en el metro, me encuentro con Gabriel
Le digo que es justo lo que necesitaba para retomar esta actividad que me gusta tanto.
Más tarde recordé la frase que elegí para cerrar el año pasado: “Lo que decidas hacer, asegúrate que te haga feliz”.
Escribir me hace feliz.
Aquí estoy, en el Día de la Mujer; reflexionando sobre lo que significa ser hija, hermana, nieta, sobrina, prima,  tía, madre, tía abuela, compañera, amiga; y tantos otros roles que, como mujer, me ha tocado vivir.
Soy una agradecida de la vida. Tuve un padre que me valoró, apoyó e impulsó a ser independiente. Una madre que me enseñó que lo más importante es amar. Una abuela fantástica que me estimuló a dejar el nido y a soñar.
Una mujer entre muchos hombres: mi padre, mis tres hermanos, mi esposo  y mis tres hijos; mis compañeros de universidad y de trabajo - mayoritariamente hombres, porque las que estudiamos ingeniería informática no somos muchas; no por discriminación, sino por simple elección.
Una mujer en un país en el que las mujeres “la llevan”. Donde he podido ser y hacer lo que me he propuesto.
Una mujer que no quiere ser como los hombres, porque se aprecia y los aprecia con todas sus distinciones.

Una mujer que es simple y sencillamente: una mujer.

3 comentarios:

  1. Que buen regreso me encantò, que bueno!!! En esos pensamientos te he visto estos dias, comparto plenamente lo que dices, feliz dia querida Carmencita

    ResponderEliminar
  2. Bellas tus palabras querida Carmen Gloria

    ResponderEliminar
  3. Sabia reflexión. Muy útil en estos tiempos convulsionados por los conflictos de género.

    ResponderEliminar