jueves, 20 de agosto de 2015

Líder Aprendiz

El 11 de Julio de 2015 asistí al VIII Seminario Internacional de Educación de Calidad contra la Pobreza “El Trabajo en Red en el Contexto del Desarrollo de las Habilidades del Siglo XXI”, invitada por la Fundación Chile; ya que desde el 2009 inicié mi peregrinar por esta senda.
En esta oportunidad, el conferencista fue Santiago Rincón Gallardo, director de investigación del equipo de Michael Fullan. Donde realizan investigación y ofrecen asesorías a líderes y educadores interesados en promover reformas para la mejora pedagógica en sistemas educativos. Tema en el cual me he estado preparando todos estos años y en el que espero también ser un agente de cambio.
Me encanta asistir a estos seminarios porque son, sin duda, inspiradores.
Aprovecho de conocer gente y sus experiencias y de disfrutar las innovaciones que cada año muestran las escuelas que se integran a la red de escuelas líderes.
Nada de esto, por cierto, aparece en televisión, ni es noticia en los diarios; suele ser más bien un tema oculto, casi furtivo en el medio en que estamos insertos. Pero resulta gratificante comprobar que una no está sola en este desafío. No se imaginan la cantidad de gente que está, un sábado en la mañana, en esta actividad.
En esta oportunidad, el conferencista nos habló de “un nuevo tipo de liderazgo educativo”: el líder aprendiz; y me sentí muy identificada.
El líder aprendiz es el líder que aprende; que crea condiciones para aprender y, tanto en público como en privado, pide opiniones y dice lo que no sabe.
Un líder que practica la práctica de aprender. La hace viable, pública y abierta.

Habló del poder del trabajo colaborativo; de todos los maestros trabajando para el equipo y del efecto que esto tiene sobre los alumnos.
No es un líder superhéroe que debe hacerlo todo bien; es el líder que funciona como el conector del sistema; para que exista una coherencia sistémica. Es un agente del cambio: el que hace visible en el presente lo que se implementará en el futuro; el que minimiza la angustia de lo que se siente que se va a perder; la entiende y la deja atrás, movilizando hacia la potente transformación que trae el cambio. Realiza el contagio social y positivo haciendo que la gente adopte el cambio porque es interesante y porque es parte de su evolución.
Todos trabajando para todos.
Es lo mismo que estamos trabajando desde la Fundación Eres y es lo mismo que trabajo en implementar en cada lugar en el que me desenvuelvo.

Una mañana productiva, alentadora y para compartir.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario