miércoles, 18 de junio de 2014

Construyendo una cultura de innovación en nuestras escuelas

Marlene Scardamalia
Auspiciado por Fundación Minera Escondida, Fundación Educacional Arauco, El Mercurio y Fundación Chile.
Valentina Quiroga
En esta oportunidad, además de la conferencia magistral de la Dra. Marlene Scardamalia, académico de la Universidad de Toronto (Canadá), nos recibieron las palabras de la Subsecretaria de Educación: Valentina Quiroga; quien en una apasionada exposición nos habló de la Calidad como un proceso complejo e integral y explicó los pilares fundamentales de la Reforma Educativa que se está llevando a cabo.
Ana María Raad
Luego se dirigió a la audiencia Ana María Raad, Gerente del Centro de Innovación de Fundación Chile; quien se refirió a la Red de Escuelas Líderes, celebrando la incorporación de 13 nuevas escuelas y alcanzando a 100; donde los sueños y la perseverancia apoyan el desarrollo de  comunidades y trabajo en red para ir generando aprendizaje común.



Marlene nos habló de innovación y de cambios sistémicos para lograr evolucionar desde el “modo creencia” al “modo diseño”; que es el que propone para no hablar de “compartir conocimiento” sino más bien de “construir conocimiento”.
Habló de las ideas, de los egos y del cambio de “mi idea” por “nuestra idea”; la que se construye con la colaboración de todos; y de cambiar “mis actividades” por “nuestras actividades” porque las ideas siempre se pueden mejorar.
Ponía la frase de Petroski (2003): “Los ingenieros y los diseñadores ni siquiera conciben la posibilidad de un estado final de perfección”; la cual comparto porque siempre me he definido como una “comprometida con la calidad y la mejora continua”.
Varias preguntas en el panel final, nos dejan nuevamente a la vista lo lejos que estamos de los países desarrollados en estas materias; pero también con el aliento de que estamos en la búsqueda y que hay esperanza pues existen algunos que incansablemente trabajan, a pesar de las dificultades, en perseguir sus sueños.
Me gustó como cerró el panel el representante de la Fundación Chile: “la vulnerabilidad y la desigualdad nos lleva a ser más creativos; estamos en buen camino, con esperanza y con un gran desafío”.

 Les dejo el link al material de la conferencia en www.educarchile.cl. Disfrútenlo y medítenlo.

miércoles, 4 de junio de 2014

Re-inspirándome


Por esas cosas de la vida, me volví a encontrar en Youtube el video de Wayne Dyer: “El atardecer de la vida”.
Recordaba que hace tiempo lo había visto, pero sin duda necesitaba repetir.
Es que así como los libros, los videos y las películas, también vale la pena re-verlos; porque uno evoluciona y descubre otras cosas que probablemente, en la primera mirada, no vio.
Sentí que venía justo para el momento que estoy viviendo, pues necesitaba re-encantarme o re-inspirarme para seguir adelante.
He estado descubriendo algunos estados emocionales que no eran muy comunes en mí: he tenido algunos encuentros con la rabia, la envidia, el enojo y otros… que, si bien veo que otros los viven sin problemas e incluso se justifican o defienden indicando que son “estado humanos”, a mí no me acomodan.
Me encontré con Wayne Dyer que me recordó o más bien me volvió a abrir los ojos sobre el verdadero propósito de mi vida, que siempre ha sido: servir.
No es que me crea Madre Teresa; pero siento que eso es lo que me hace feliz.
Y es así como todo se ordena nuevamente, porque me acaban de asignar una nueva tarea en la compañía en que trabajo. Una tarea no menor, que es la Gestión del Servicio Asistencia Técnica; es decir, ocuparme del contacto, comunicación, orientación, capacitación y desarrollo de los profesionales que están asignados en un conjunto de clientes.
Algo que ya estaba haciendo, con los profesionales asignados en mi cartera de clientes; pero que ahora se amplía a otros clientes y a un número bastante más elevado de profesionales.


Sólo quería compartirles que me entusiasma esta asignación y espero hacerlo bien.
Bien, porque es un servicio a las personas; y un servicio a las personas de mi propia compañía.

Como suelo decir: “el universo se ordena misteriosamente para que uno pueda fluir”. Sólo hay que dejarse llevar y poner siempre lo mejor de uno.