domingo, 18 de mayo de 2014

Encuentro con Claudio Naranjo

Estoy llena de temas para contar; uno de ellos corresponde a mi asistencia a la charla que dictó Claudio Naranjo en el Teatro de la Universidad de Chile el pasado 29 de Abril. Fue un evento organizado por El Mercurio, al cual decidimos asistir, con el equipo que estamos trabajando en la formación de una Fundación (ya les contaré sobre eso también), como una salida conjunta a modo de inspiración; a la que sumé a mi amiga Magaly Leiva.
De las múltiples cosas que abordó la charla, les comparto las que más me “llegaron” en ese momento.
Primero: su forma de presentar. Habló sin pauta acerca de su vida; me recordó la presentación de don Vittorio Marisio que les compartí hace tiempo. A veces se le perdía el hilo, pero es que tenía tanto que contar.
Su vida ha estado llena de acontecimientos y, ahora que lo pienso, por su hambre de aprender (que es lo que a mí también me moviliza). Y no sólo nos moviliza el aprender, sino también el enseñar.
Pidió luz para ver al público y se quedó con las ganas de recibir preguntas.
Nos llevó con su relato a lo largo de su vida y de cómo las distintas instancias lo fueron transformando y perfeccionando su forma de enseñar hasta llevarlo a lo que hoy se conoce como el Programa SAT; que incorpora la formación de gente amorosa. (Tema que también comparto; porque siempre he sido partidaria de poner amor en lo que uno hace. Cuando se comparte, cuando se  enseña, cuando se trabaja.)
En el trayecto, cada uno iba recordando sus propios tránsitos; o así al menos nos pasó a las cuatro que compartimos esta experiencia.
Sin duda un espacio de inspiración y de refuerzo para lo que estamos iniciando.

1 comentario:

  1. Sin duda es otro profeta fuera de su tierra, buscador incansable, me maravilla su capacidad de integra tana sabiduria y compartirla
    Glenda

    ResponderEliminar