sábado, 4 de enero de 2014

Por amor al arte

Es la expresión que usamos en Chile para referirnos a las acciones que realizamos sin recibir compensación económica a cambio.
Iba a decir “sin recibir compensación”, pero la verdad es que uno recibe otras compensaciones, mucho más importantes.
El otro día estábamos comentando sobre esto con una colega; ella me contaba que su pololo realizaba actividades en el ámbito de la paleontología “por amor al arte”; y me acordé que yo también he realizado tantas actividades “por amor al arte”, con tantas satisfacciones y, a veces, con algunos sinsabores; pero que me han hecho sentir viva y aportando a mi entorno. Y las sigo realizando… porque está en mi naturaleza.
Algunos ejemplos: liderar, por varios años (como secretaria y/o tesorera) la Federación Cultural del Banco de Santiago; como directiva (también secretaria y/o tesorera) de la Corporación Educacional y Cultural Francisco de Miranda; como directora (secretaria) del CALA – Centro de Apoderados del Colegio Las Américas; como secretaria, tesorera o delegada de los cursos en que han estado mis hijos y en los que yo estuve; realizando talleres gratuitos para la comunidad; como participante y ahora Presidenta del Comité de Administración del edificio en que vivo; entre otras.

Por eso los invito a tener esta experiencia; porque hoy, en el mundo individualista y egoísta en el que estamos insertos; mucha gente se está perdiendo esta posibilidad de crecimiento y desarrollo porque tiene miedo o “le da lata” participar. “Estamos todos tan ocupados” – como dice Coco Legrand, en una de sus rutinas. Experimente la ejecución de alguna actividad “por amor al arte” y descubrirá que hace lo que le gusta, como le gusta y con quien le gusta. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario