jueves, 15 de agosto de 2013

Justicia y Educación

Fue el título de la charla que dictó el 20 de Junio el Ministro de la Corte Suprema: Hugo Dolmensth; en el ciclo de charlas con motivo de la celebración de los 20 años del Colegio La Fontaine.

Le dije, en algún momento, al Rector; que estaba haciendo un post de cada charla; y, así “me obligo” a ello.

Me he demorado porque además he estado haciendo muchas cosas que ya les contaré; pero no podía dejar de referirme a este señor; que, siendo abuelo de una pequeña estudiante del colegio, preparó una estupenda ponencia en que nos habló nada menos que de Educación Cívica.

Fue una clase magistral, rememorando sus antiguas enseñanzas de la Escuela Normalista, donde se preparó como profesor, antes de ser abogado.

Inició su exposición hablándonos de lo que les enseñaban en la Escuela Normal, que formó tan buenos profesores. Lo primero: motivar a los alumnos. Y nos contó un cuento que capturó nuestra atención y que sirvió para dar paso a lo que quería comunicarnos.

Motivación: algo que muchos profesores actuales ni siquiera se plantean y esperan que los alumnos sólo reciban los contenidos, hagan las tareas y se saquen buenas notas.

Fue una agradable jornada en la que nos habló de los equilibrios de los poderes del Estado (Ejecutivo, Legislativo y Judicial). Se refirió a algunos hechos contingentes y nos explicó la importancia de preparar, en las escuelas, a los ciudadanos.

Una vez más, agradecida de haber tenido la oportunidad de haber compartido esta experiencia con los demás asistentes; y por eso la comparto aquí también; con la esperanza de motivar a los ciudadanos a ocuparse ellos mismos de formarse y a estar atentos a cada oportunidad que se presente para ello.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario