martes, 28 de febrero de 2012

Contigo en la distancia

Buscando un libro del recientemente fallecido Gonzalo Rojas; que una amiga quería para regalar a su enamorado el 14 de Febrero; el título “Contigo en la distancia” lo sugirió la vendedora luego de buscar en el sistema.
Con esa frase en la cabeza me fui a casa ese día y “me inyecté Luis Miguel a la vena”.
Escuché, a solas, Romance I, Romance II y El Concierto; en mis viejos cassettes.
Allí están esas hermosas canciones; que, en otras voces, hicieron vibrar el amor de mis padres: los boleros; y que hoy a mí también me conmocionan en la voz de este gran artista.
Buscando el material para este post, me entero que el autor del libro “Contigo en la distancia” es Gonzalo Rojas Donoso y no Gonzalo Rojas Pizarro. Suerte que no lo encontramos y compramos “La reniñez”, que tenía letras de Gonzalo Rojas y dibujos de Roberto Matta.
Este post iba a ser un post romántico y terminó siendo un post cultural.
Para no perder el objetivo y, aunque Gonzalo Rojas Donoso hablaba de Lucho Gatica (el cantante favorito de mis padres), les dejo el video de Luis Miguel (uno de mis cantantes favoritos).

domingo, 26 de febrero de 2012

Medianoche en París

Hermosa película. La vimos este fin de semana con mis hermanos.Trailer
Casi la vi en Septiembre, cuando estuve en Buenos Aires; la estaban exhibiendo en un cine cercano al hotel en que me hospedaba; sin embargo, debió esperar hasta ahora para ser disfrutada.
Me recordó a “La rosa púrpura del Cairo”; otro acierto de Woody Allen, uno de mis directores y guionistas favoritos. Me encantan sus películas; porque son reflexivas y tienen estos “toques” fantásticos que lo hacen a uno darse cuenta de lo ilimitada que es la imaginación.
Medianoche en París; un encuentro con el pasado para descubrir que el hoy también tiene lo suyo.
Yo también voy a veces al pasado para redescubrirme; como dice otra de las que me gusta (Luz Casal): “cuando la pena cae sobre mí … miro hacia atrás y busco entre mis recuerdos …”; me reconfiguro, me redefino y sigo adelante.
Medianoche en París me impulsa a escribir esto y a seguir escribiendo; porque, como me dice una amiga: “no hay historias buenas o malas; hay historias bien o mal contadas”.
Recomiendo las dos películas y también esta hermosa canción.

martes, 21 de febrero de 2012

CCK12 – ¿Qué hace único al Conectivismo?

Este es el tema de la semana 4. Luego de leer y ver el material que han dejado disponible; probablemente a muchos educadores les ha tocado su sensibilidad porque adhieren a una u otra teoría de aprendizaje.
La verdad es que más que tratar de ahondar en ellas, tomo conocimiento de su existencia y paso a la práctica; y, en ese contexto, luego de haber “filosofado” sobre conocimiento en mi post CCK12 anterior, me quedo con la frase que dice:

 “aprendizaje es un cambio en el comportamiento”.

Conectivismo se define como una teoría de aprendizaje en la era digital. Claro, eso es lo que lo hace único; porque si vamos a lo profundo; me quedo con mi primera definición que habla de “relaciones” o “conexiones”. Probablemente antes no eran digitales y por ello las posibilidades de acceso no eran tan explosivas; pero si reflexionamos efectivamente aprendemos según nos relacionemos. Hay algunos que aprenden solos, pero claramente las posibilidades de aprendizaje se multiplican en la medida que tenemos mejores relaciones y mejores conexiones.
Transferir el conocimiento o lograr el aprendizaje es lo que moviliza al educador; y el éxito dependerá de qué tan dispuesto esté el educando para recibir e incorporar, lo recibido o aquello a lo que accede, a su quehacer. El idioma es a veces una limitante; la información puede estar, pero no la entiendo. También hay otros factores ambientales (por llamarles de alguna forma) que influyen en el aprendizaje. Los videos, los diagramas y los dibujos son buenas herramientas; pero están sujetos a interpretaciones. Los colores, no todos los ven igual. El audio, no todos escuchan igual y, a veces, ciertos tonos, ritmos o estridencias no son apreciados o producen rechazo en algunos receptores. Para qué hablar si el alumno está con conflictos emocionales. Por lo tanto el aprendizaje es un proceso absolutamente individual y nos empeñamos en hacerlo colectivo. Cada uno de los nodos en la red está aprendiendo a su ritmo y obviamente sólo algunas de las cosas que están disponibles en ella. Algunos porque no tienen interés, otros porque no se dan el tiempo y otros porque no tienen la madurez para captarlas. 

domingo, 19 de febrero de 2012

Cincuentenario

Ayer estuve de cumpleaños. Cumplí 50 años.
Por esas cosas del destino, mi celular decidió apagarse el día anterior y como no llevé el PIN a la playa, no pude usar el chip en otro aparato; por lo que quedé desconectada. Sin embargo, a través de Facebook recibí muchos lindos saludos, de los cuales estoy muy agradecida.
Cincuenta años no son pocos, pero tampoco son muchos. Siempre recuerdo a mi abuela que vivió hasta los 92. Medio ciega, medio sorda y, en los últimos años dializándose día por medio; pero lúcida, pendiente de todos, al día con la contingencia, sabia y feliz.
A varios les he contado que por allá por el 2009 tuve una de mis experiencias con “la finitud” de uno de mis hijos y desde entonces siento que mi vida es distinta. Un libro apareció para darle un título a esta parte de mi historia: “De la cultura del ego a la cultura del alma”, de Patricia May. Libro que por supuesto recomiendo; como también la película que vimos ayer con mis hermanos: “El árbol de la vida”. Trailer.
Todo parece que se sincroniza para significar más.
Mi amigo Gabriel Bunster, cada semana comparte una serie de post; esta semana compartió uno que no puedo dejar de compartirles también a Uds. En él aparecen tres videos que simplemente hay que ver:Posibilidad de mis posibilidades
Así como yo siento que cada nuevo evento de mi vida es un regalo; les dejo estos tres.
Cada uno sacará sus propias conclusiones. A algunos les gustarán a otros quizás aún no le hagan sentido.
En este mundo lleno de posibilidades; la única cierta es que vamos a morir. Algunos todavía no quieren verlo, menos hablar de ello; pero cuando uno está cierto y lo acepta, es cuando puede realmente ser auténtico y agradecer con alegría cada instante que vive y cada instante que comparte con los demás. Como este.
No hay para qué quitarse la edad, les invito a ser felices. Gracias por mi feliz cumpleaños y que sean muchos, muchos más.

lunes, 13 de febrero de 2012

CCK12 - Conocimiento

El tema de la tercera semana fue: conocimiento.
Conocimiento tiene varias definiciones y es algo en lo que vengo “filosofando” desde hace mucho.
Gracias a una amiga me encontré con las reflexiones de Javier Martínez; a quien he destacado en mis posteos dentro de los personajes que me inspiran; porque comparto mucho de lo que él plantea.
Hablamos de “gestión del conocimiento”, “transferir conocimiento”, “conocimiento teórico”, “conocimiento práctico”, “compartir conocimiento”, etc.
Normalmente asociado con  “educación”, “capacitación” y “formación”. Asociado con el colegio, la secundaria, la universidad y con el ahondar en una temática específica; pero cada vez se ha ido expandiendo el concepto para abarcar todo tipo de conocimiento; desde el entender, comprender, compartir y por supuesto “saber hacer”.
El propósito de la Educación, plantean algunos es: Aprender a Aprender. Pero como todos somos distintos, tenemos distintas maneras de aprender … y de enseñar.
Dime como enseñas y te diré cómo crees que aprende la gente”, dice Javier Martínez.
Con mi certificación en Value Drivers, he comenzado a diseñar los contenidos y a impartirlos tratando de abarcar los 4 estilos de pensamiento. Una clasificación simple que permite conocer al formador y conocer a la audiencia; para determinar lo más adecuado para ella.
En estas semanas ha sido muy gratificante compartir contenidos (no necesariamente conocimientos, como dirán algunos por ahí); pero sobretodo compartir reflexiones, experiencias, tips y vincularme con personas de distintos lugares del mundo.
Conocimiento planteado como una unidad que puede transferirse es una de las definiciones que más me gusta; porque trabajando en áreas de Metodología y Procesos; me ha tocado enfocarme en transferir el qué hay que hacer, cómo hay que hacerlo, por qué hay que hacerlo así, y quién y cuándo tiene que hacerlo.
No ha sido fácil lograr que “el conocimiento” sea adquirido por los distintos integrantes de la compañía; porque como bien dice el dicho “la práctica hace al maestro” y sólo haciendo vamos aprendiendo.

domingo, 5 de febrero de 2012

Adiós Ratita

Tan sorpresivamente como llegó a nuestras vidas, el sábado se fue de ellas.
Una pequeña ardilla alemana; que compró mi hijo mayor, para hacer un experimento en Filosofía.
Era un trabajo en grupo, tenían que enseñarle un truco.
Me pidió llevarla a casa y le dije que no (vivimos en un departamento). Le sugerí que mejor algún compañero la tuviera; aunque él se había comprometido a enseñarle el truco.
Un día entré a su pieza, porque mi computador estaba allí y escuché un ruido extraño. Agudicé el oído y venía de su closet. ¡Sorpresa! Ahí estaba la ardilla, en una caja de zapatos.
Gonzalo no estaba en casa en ese momento, así que llamé a sus hermanos y apuntándoles con el dedo les dije: “Me engañaron. Uds. sabían de esto y no me dijeron nada”. Ellos, como típicos hombres dijeron: “No la engañamos. Sólo omitimos información.”
Cuando apareció Gonzalo le pedí una explicación. Argumentó que la necesitaba, que él podía cuidarla, que ya llevaba una semana en casa y no me había dado ni cuenta.
Sólo atiné a decirle que él tenía que comunicarle esto al papá. Porque él tampoco estaba de acuerdo en tener una mascota en casa.
Lo hizo. Y logró convencerlo. La ardilla estaba formalmente aceptada.
Entre paréntesis, se llamaba “Mierda”; porque contaban los hermanos que cuando Gonzalo la fue a comprar, le dijo al vendedor:”Deme una de esas mierdas”. Claro que Augusto le decía “la ratita del mal”, porque tenía los ojos rojos. Yo simplemente le llamaba “Ratita”.
Le enseñó el truco, lo aprendió, lo filmaron y se sacaron una excelente nota.
Yo nunca quise hacerme cargo de él (era macho); pero cuando pasaba por la pieza de Gonzalo me parecía que tenía sed y le daba agua con esos aparatitos especiales. Ratita comenzó a reconocerme y cada vez que entraba a la pieza, se paraba en dos patas y yo le daba agua. Era nuestra conexión secreta, que después dejó de ser secreta y, si bien nunca me atreví a tocarla, me provocaba mucha ternura. Ratita lo sabía.
Vinieron las vacaciones, todos se iban a la playa y yo no me atreví a hacerme cargo. Se lo encargó a un amigo por un tiempo; pero él también necesitó irse de vacaciones y lo devolvió.
Este sábado Gonzalo llevó a Ratita a la playa y, preocupados de esconderlo de los perritos de mi hermano, a nadie se le pasó por la mente un peligro externo.
No supimos qué pasó, sólo que encontramos su caja plástica volteada y Ratita ya no estaba. Asumimos que fue un gato que se acordaron merodeaba de vez en cuando por ahí. Buscaron por todas partes, con la esperanza que hubiese escapado. Nada.
Papá montó en cólera porque no lo habíamos sabido cuidar. Tenía tanta pena, como la que yo tengo al escribir esto. Él la desahogó con rabia, yo con lágrimas - ahora. En ese momento todos tratábamos de parecer fuertes y de bajarle el tono a los retos.
Sabíamos que se iba a morir en algún momento. Pero nunca imaginamos que sería así.
Cuando lloré con mi hijo, me dijo: “La vida sigue” y me confidenció que también había llorado.
Ya no hay nada que hacer. Sólo vivir el duelo, aprender y seguir adelante. 
Adiós Ratita.

viernes, 3 de febrero de 2012

CCK12 - Los Patrones de Conectividad

El tema de la segunda semana es: Los patrones de Conectividad. Aquí compartimos sobre los conceptos y propiedades de las redes sociales; además de algunos análisis sobre las mismas.
Cada integrante de una red es identificado como un nodo; y el tráfico con sus relaciones es lo que da las características a la red y a sus interconectados.
La teoría de redes no me es desconocida, pues estudié informática; pero el tema de redes sociales es algo que estoy explorando desde hace poco.
Cuento con un Blog de Marca Personal desde hace poco más de un año e inicié un Blog institucional en la empresa en la que estoy trabajando.
Me inscribí en Facebook, LinkedIn y Twitter; pero aún no me siento totalmente desplegada en ellos.
Tengo varios amigos en Facebook y me considero bastante ordenada y metódica para seguirlos. Pero me he dado cuenta que no todos manejan la misma estrategia. Cuando compartía algo, tenía la sensación que lo hacía con todos; pero me he dado cuenta que no todos ven lo que comparto y yo tampoco veo todo lo que ellos comparten. También estoy dando mis primeros pasos con el chat.
En Linkedin apenas tengo actualizados unos datos; otros son bastante fanáticos con eso. Recién estoy descubriendo los grupos de interés.
En Twitter aún no tengo cultura de “twittero”. Apenas lanzo el link de mis posteos; a veces retwitteo algunas cosas o respondo algunos tweets. Sigo a varios y varios me siguen.
Ha sido muy interesante haberme inscrito en este curso. Espero seguir aprendiendo y compartiendo. Trato de leer lo más que puedo y compartir lo que leo. No siempre retroalimento a mis “proveedores de información”. Supongo que a mí me ocurre lo mismo. No todos los que me leen me lo hacen saber; pero si no me leen hoy, tal vez me lean mañana. Cada uno va “tejiendo” su propia red. Incluso abrigo la esperanza que muchas cosas que quiero decirles a mis hijos, que a veces ellos no escuchan por su rebeldía de adolescentes; en otro momento les llegará el mensaje.
Yo misma estoy leyendo post antiguos - para algunos, pero muy vigentes - para mí.
También compartiendo lo que he aprendido con quienes trabajan conmigo a través de correos y sesiones para compartir conocimientos.