sábado, 3 de noviembre de 2012

Halagos


Me llama mi coach de marca personal (Gabriel Bunster), que ha leído y comentado mis recientes posts, para decirme medio en broma medio en serio que me ha designado como “la mejor alumna del trimestre” (por decir algo); le parece que debe instituir algo así como “el alumno del mes” y hacer una mención en su blog. Lo que sea, dice que me lo otorga. Obviamente me siento halagada y me hace recordar a mi querido profesor de la universidad: Marcelo Pardo, con quien recientemente me encontré y me presentó, en la consultora en la que trabaja (Intellego), como:”su mejor alumna de todos los tiempos”. Sus hijos trabajan con él y me presentó con ellos y con sus colegas mientras decía esto. Yo me sentía feliz y ruborizada. No hay duda que por donde paso dejo huella.
Siempre me definí como protagonista y no como espectadora de mi vida; y eso marca una clara diferencia.
Soy “la bailarina”, “la educadora”, “la líder natural”… pero, sin duda, el halago que más me ha gustado fue el que me hizo mi hijo Álvaro cuando era pequeño; en los tiempos que veíamos, en Animal Planet, el programa: “El más extremo”. Él me dijo una vez: “Cuando se trata de amor. ¡Mami es la más extrema!

No hay comentarios.:

Publicar un comentario