domingo, 18 de marzo de 2012

Caminatas


Fue después de conversar con una colega de Telvent, que me contaba feliz que ahora está viniendo al trabajo en bicicleta; que decidí realizar también para mí un cambio saludable. Decidí caminar más y opté por reemplazar, algunos días, el trayecto que hago en metro o el que hago en micro, taxi o colectivo; por una caminata.
La verdad es que me he entusiasmado y ya forma parte de mi rutina habitual caminar por la mañana desde mi casa al metro; en lugar de “subirme al tráfico” por Salvador.
Es grato ver que otras personas también se desplazan caminando y hay más ciclistas de los que me imaginaba.
Me desplazo a mi ritmo, nada de ir “contra reloj” y ni siquiera llego agitada al metro.

Decidí escribir sobre esto; porque somos muchos los que criticamos al Transantiago; y, de pronto, es tan sencillo hacer un cambio de rutina y de paso sentirse bien.
He recordado mucho a mi padre, a quien le gustaba mucho caminar y, desde pequeños, nos sacaba a mi hermano menor y a mí a pasear por la ciudad, en Curicó. Cuando nos vinimos a Santiago, después que jubiló, también salía todos los días a caminar por su vecindario.
Aparte de los recuerdos y de observar el paisaje, también hay espacio para otras reflexiones que ya les iré contando. Por ahora les dejo abierta la invitación y revisen si es posible iniciar sus propias caminatas.

3 comentarios:

  1. Tienes toda la razón, te cambia la vida. Debemos ser pocos los que esperamos la salida con entusiasmo porque caminaremos, o en mi caso nos subiremos a una bicicleta. Es un cambio en la calidad de vida, no ser parte de la procesión que va camino al metro a continuar con el estrés, o los que se meten a un auto sabiendo que será una lenta y congestionada salida.
    Cumplí un año viajando en bicicleta y solo tengo cosas positivas para contar, lo recomiendo sin restricciones. Me tomó un tiempo tomar la decisión, ver donde dejar la bici, como vestir para el trayecto, las modificaciones a la bicicleta, las rutas que usaría, no dejé nada a la improvisación. A un año de mi decisión, solo un número para reflexionar: 5670 kms. recorridos, yo diría disfrutados. De cuantas maneras lo puedo interpretar? en tiempo, en ahorro, etc. Pero lo mas importante para mi es que ha sido tiempo disfrutado. Vamos con ese cambio que tu dices, la recompensa puede ser insospechada. Saludos Carmen Gloria

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Pepe. Además de todas las ventajas saludables y económicas; lo importante es que es un tiempo disfrutado... Antes, durante y después.

      Eliminar
  2. Y salir a caminar con otros, una buena conversación, es otro festín que nos podemos dar.
    Saludos

    ResponderEliminar