miércoles, 29 de diciembre de 2010

Convergencia Metodológica

Es el nuevo proyecto que estamos abordando en ISBAN Chile; y tiene que ver con implementar la Metodología Corporativa diseñada y desarrollada por los 5 países que constituyen el bloque para Latinoamérica en el desarrollo de software del Grupo Santander: España, México, Argentina, Brasil y Chile.
Me invitaron a apoyar esta iniciativa desde lo que más me gusta hacer: capacitar al personal interno de ISBAN y, por qué no, más adelante capacitar también al personal externo.
Una oportunidad de negocio que surge en mi nuevo contexto de emprendedora y free-lance; ya que como funcionaria del Grupo Santander no podría hacerlo.
Pongo en esto todo mi expertise, entusiasmo y cariño; porque lo que realmente me vincula con esta gente, que conozco desde hace años y, con la cual hemos compartido varias “travesías” (como le denomino ahora a los procesos transformacionales), es el amor.
Es cierto que mi ego está fortalecido porque me buscaron para apoyar en este proyecto; por mi experiencia en proyectos similares que desarrollamos antes a nivel local.
Se puede ver como más de lo mismo, pero no lo es. La diferencia entre éste y los anteriores es que esta actividad está inserta en el contexto de “mundo mundial” como señaló alguna vez un alto ejecutivo español. Es una Metodología Corporativa.
Se trata de estandarizar el proceso de desarrollo de software en las empresas de desarrollo de software del Grupo Santander; posibilitando la movilidad de los empleados entre ellas y, por supuesto, disminuyendo los costos al contar con un proceso que permite organizar el conocimiento adquirido y ofrecer mejores soluciones tecnológicas a las necesidades del negocio que se presenten.
¿Qué mejor?
Gestión del Conocimiento, Gestión del Cambio, Capacitación y Motivación. Todos los ejes que me movilizan y que me permiten, feliz, poner mis capacidades al servicio de esta empresa y, por cierto, al servicio de cada una de las personas que la componen.
Como dicen los españoles: ¡a por ellos!

Mi Viejito Pascuero

Con ocasión de las fiestas de fin de año, me surge hablar del personaje típico: el Viejito Pascuero.
No recuerdo que edad tenía cuando descubrí que no traía los regalos la misma noche de Navidad, sino que los escondía en el ropero unos días antes. (No digo closet, porque era ropero lo que había en mi casa en esa época).
Nunca lo vi, pero dejaba los regalos en el árbol mientras nosotros íbamos a la misa del gallo.
Jamás olvidaré la noche en que me trajo mi anhelada primera bicicleta. Era una mini azulita y al verla me senté en el sillón del living a llorar de emoción.
La Navidad siempre ha sido una fiesta feliz en mi familia. En general, cuando nos toca juntarnos con mis padres, hermanos y sobrinos; brindamos, cenamos y nos entregamos los regalos. De todos para todos, por pequeño que sea.
Incluso lo celebramos así la Navidad en que falleció mi padre (hace un par de años).
Mi madre y todos nos empeñamos en mantener la tradición. Nos juntamos, brindamos, cenamos y nos entregamos los regalos, con la misma sincera alegría de estar juntos; porque aun cuando nuestro padre ya no estaba físicamente con nosotros; desde ese día está siempre con cada uno de nosotros.
“El Tata”, como solíamos llamarle, desde ese día se constituyó en "el nuevo Viejito Pascuero";  y, no nos trae tristeza, nos trae alegría; porque las fiestas nos traen lo que nosotros decidimos que nos traigan.

Descubriendo ISO 26000 – La Norma que impulsará la Responsabilidad Social

Me entusiasmó la idea de asistir porque, como ya saben, la Responsabilidad Social es un tema que me motiva, que me mueve.
Entendida, eso sí, como lo señala la norma; como un impulso a un desarrollo sustentable y no a obras filantrópicas o de caridad.
Me gustó la intervención de un microempresario asistente, que señaló que el sólo conocer estos principios hacen cambiar a los emprendedores; les da una visión más altruista y ya no sólo se mueven por lo que creen sino por lo que “se debe” hacer.
La norma sin ser exigible ni certificable, nos señala valores compartidos por las comunidades globales.
Tiene que ver con los deberes y derechos de los participantes en los distintos estamentos. La responsabilidad del emprendedor frente al entorno que lo rodea.
Excelente fue la presentación de Dante Pesce, asesor de la Presidencia del Grupo de Trabajo Internacional de la ISO 26000, quien describió el ámbito en que esta norma se desarrolló desde Mayo 2001 hasta ahora.
Habló de las 7 materias fundamentales que la componen y, que ayudan a la reflexión y toma de conciencia:
Gobernanza de la organización.
Derechos Humanos.
Prácticas Laborales.
El Medio Ambiente.
Prácticas justas de operación.
Asuntos de consumidores.
Participación activa y desarrollo de la comunidad.

No pude evitar tomar contacto con él y ofrecerle la posibilidad que nuestra OTEC apoye a la difusión e implementación. Algo de experiencia tengo en territorios normativos.
Ya veremos cómo. Por el momento es un tema que debe ser comunicado, debatido y puesto en el tapete para que se materialice en lo legal y en lo ético; para que la Responsabilidad Social llegue a ser tema de todos.

Links relacionados:
RSE un discurso o un estado de conciencia
Wikileaks y RSE

jueves, 9 de diciembre de 2010

Mi oferta para PMO

En la mayoría de las organizaciones que desarrollan proyectos se está requiriendo un servicio especializado de Monitoreo o Seguimiento de Proyectos y la Gestión de Riesgos; lo que normalmente se denomina: Servicios PMO (Project Management Office).
¿Qué se entiende por Servicios PMO?
Básicamente un responsable del “seguimiento” de los proyectos; ya que la complejidad de los mismos y el nivel de relaciones entre unidades usuarias, operativas y técnicas impiden que, el hasta ahora único responsable: el Jefe de Proyecto, pueda encargarse de todos los temas al nivel de detalle que se requiere para cada uno.
Los proyectos se han complejizado. Hoy existe un mayor nivel de especialización en todas las áreas y aparece un gran número de participantes que requieren ser coordinados.
Las reuniones de seguimiento se han tornado “multitudinarias” porque se requiere que estén representados todos los que tienen algo que decir, aportar o escuchar para prevenir cualquier inconveniente a lo largo de la vida de los proyectos; lo cual obviamente se complica ya que muchos están involucrados en múltiples proyectos y no siempre cuentan con la disponibilidad para asistir a ellas.

Descripción de la Oferta
Para realizar el Monitoreo o Seguimiento de Proyectos y la Gestión de Riesgos se requiere de personal con habilidades de manejo estructurado de la información, de liderazgo y de empatía; ya que, en todo momento, será necesario tener a la vista la situación real del proyecto para tomar buenas decisiones. El conocimiento técnico específico es también a veces requerido.
El seguimiento no sólo tiene que ver con contabilizar el esfuerzo, costo y plazo de las actividades planificadas; verificando lo real versus lo estimado inicialmente; sino con reconocer las potencialidades del entorno para aprovechar las oportunidades y reducir las amenazas.
El apoyo que se ofrece es Asesorar en:
La Planificación de los Proyectos.
La definición de los mecanismos de recolección de información estándares y por proyecto.
La definición de los mecanismos de análisis de la información recolectada estándares y por proyecto.
También se ofrece Ejecutar El Monitoreo o Seguimiento de un Proyecto. Servicio que puede llevarse a cabo de dos formas:
Como recolector de datos. Es decir, habrá una o más personas encargadas de estar constantemente consultado al equipo que se le ha asignado cuál es el status de las actividades planificadas y de los compromisos adquiridos. Recolectados todos los antecedentes los pondrá a disposición del Jefe de Proyecto para que sea él, con su equipo de trabajo, los que determinen los pasos a seguir en el proyecto.
Como recolector y asesor. Es decir, además de la acción anterior, la persona es capaz de, en base a su experiencia, opinar respecto del status del proyecto y prevenir al Jefe de Proyecto y su equipo de aquellas actividades o compromisos que podrían poner en riesgo el desarrollo del mismo. Es decir, además del Seguimiento, realiza una Gestión de Riesgos.
Además, se ofrece Capacitar a sus equipos de trabajo en Taller de PMO o cursos específicos de Planificación de Proyectos, Monitoreo o Seguimiento de Proyectos y Gestión de Riesgos u otros que se requiera.
Para ello, la oferta incluye un Equipo Consultor con amplia experiencia en estas materias tanto en la teoría como en la práctica; por lo que aseguramos una adecuada sintonía a sus propias necesidades.
El Cliente sólo debe preocuparse de proporcionar la infraestructura y logística para realizar las reuniones, presentaciones y actividades de apoyo que se definan; y asegurar la participación de todos los que se determinen necesarios para realizar las actividades.
Si te interesó o sabes de alguien a quien pueda interesarle, no duden en contactarme.

Mi encuentro con Value Drivers


Fue preparando una propuesta de apoyo a una Homologación de Cargos cuando me encontré con esta Metodología y Herramienta.
El consultor con el que trabajaba conocía a otro que es representante de ella en Chile.
Nos juntamos y preparamos la propuesta incluyéndola.
Value Drivers es la Metodología y Herramienta que, basada en los estudios fisiológicos del cerebro de Carl G. Jung,  entrega el Perfil Natural de una persona.
Entrega su estilo de pensamiento, su nivel de introversión/extroversión, su estructura de valores y sus anclas de carrera; lo que sirve para identificar las condiciones naturales de la persona, sus aptitudes y potencial  para el desarrollo efectivo de competencias. Así la persona tiene un mejor conocimiento de sí misma y puede orientar su vida en mejores condiciones para alcanzar con éxito los desafíos que se le presenten.
También permite generar un Perfil por Cargo y entonces podemos contrastar el perfil personal con el perfil del cargo, obteniendo las brechas y de ese modo apoyar procesos de Selección y de Desarrollo Organizacional.
Además, es posible generar Perfiles de Equipos de Trabajo, con lo cual podemos identificar sus fortalezas y debilidades apoyando en la conformación de equipos eficaces, eficientes y saludables.
Para personas: sólo hay que responder un cuestionario, me lo envían y yo gestiono al consultor que hace el análisis y entrega los resultados en una entrevista personal.
Para empresas: el servicio lo estamos ofreciendo a través de un Taller, con código Sence; donde realizamos una sesión para explicar Value Drivers y acompañar en el llenado del cuestionario, y dos sesiones de ejercicios y retroalimentación grupal.
Si te interesó o sabes de alguien a quien pueda interesarle, no dejen de contactarme.

Reflexionando sobre nuestra relación con los Adolescentes


En una conversación con una apoderada del curso de mis gemelos comentábamos sobre esta difícil etapa.

Personalmente no recuerdo muchos trastornos en mi propia adolescencia; sin embargo, como madre de tres me han tocado varias cosas. No tan graves, pero igual algo inesperadas.
Frente a los problemas que analizábamos, le comenté que yo soy partidaria de la estimulación positiva. Por lo tanto, aun cuando entendí que ella pensara que el comportamiento de los adolescentes a veces da para querer darles un combo. Lo que a mí me ha resultado es destacar lo bueno que hacen y ejemplificar con ello que es posible que sus conductas sean de ese tipo. También salir a caminar con ellos y conversar (a su ritmo) para tratar de entender por qué se han portado así. (A veces ni ellos mismos saben y, por lo que leí en www.educarchile.cl alguna vez, tiene que ver con que su cerebro aún no está maduro).

Por cierto, la violencia no es justificable bajo ningún aspecto; si la usamos, la ponemos en su maletín de herramientas y después podemos encontrarnos con nefastas consecuencias.

Conversar acerca y caminar juntos parece que hace bien (Sócrates lo hacía con sus discípulos). Pero por sobre todo sugiero expresar cariño, interés y reconocer nuestros errores.

Les adjunto un par de artículos y les recomiendo revisar otros en ese portal.
¿Es normal la conducta de mi hijo adolescente?

jueves, 2 de diciembre de 2010

Mi Familia

Una amiga leyó mi blog y me dijo: “Faltan tus hijos”.
Efectivamente los he dejado un poco fuera a propósito. En mi antiguo blog escribí algunas cosas sobre ellos y después me sentí un poco expuesta.
mis hijos
Mencionaré que hoy son la razón de mi vida; que los amo y que, por cierto, deseo lo mejor para ellos.
Junto a Juan Carlos (mi pareja y padre de mis hijos, a quien igual llamo “mi esposo” aunque no estamos casados) nos hemos volcado por completo a ellos.
Realizando un buen trabajo en equipo, decidimos transgredir los roles establecidos y él se quedó en casa y yo soy la proveedora (no puedo decir “la que trabaja” porque siempre he considerado que quedarse a cargo de la casa también es trabajar). Además, no tengo asociaciones negativas ni para lo uno ni para lo otro; porque depende de cómo cada uno se tome las cosas.
Ambos estamos gestionando la felicidad de la familia.
Pienso que en eso no hay recetas; cada familia debe definir lo que considere más apropiado para sí.
Juan Carlos Rojas, mi "esposo"
Lo que sí puedo decir, es que sentimos que ha sido una ventaja que uno de nosotros se quedara en casa y no dejar a nuestros tres pequeños al cuidado de alguna extraña.
Mis padres nos apoyaron mucho al principio también.
Y el Jardín Semillita, que está cerca de casa, fue fundamental. Siempre fueron los regalones. Recibieron primero a Gonzalo y luego a los gemelos (Augusto y Álvaro) egresando todos como niños bien cuidados y felices.
Hoy son unos adolescentes; de lo cual también hablaré en otros posteos; porque en materia de maternidad y relaciones madre-hijos, también tengo harto para compartir.

Mi oferta

Me ha costado definirla, porque estoy en un período de transición donde abrí muchas posibilidades.
Seguir en Informática, pero como Consultora; iniciarme en el camino de la Capacitación e incursionar profesionalmente en Educación.
En la Capacitación, no sólo como Formadora, sino como un Agente de Cambio para las personas y para las empresas (del sector público y privado, incluidas las instituciones asociadas a la educación).
Decidí asistir a todos los seminarios posibles para “prepararme” en estos nuevos territorios y así lo he hecho.
Me he ido conectando con distintas personas, conocidas y no tanto; ya sea para explorar negocios como oferente, como gestionadora e incluso como empleadora.
Bajo el paraguas de Gestión del Cambio y Gestión del Conocimiento, inicié también un camino de Transformación con mi amigo Jorge Milla.  La idea es ofrecer a las empresas y a las personas la “alfabetización en competencias blandas”. También en el ámbito educativo.
Me decía mi coach de marca personal que “esa era una idea de Milla”; pero también el OTEC fue “idea de Paco” (un ex – colega de ALTEC S.A.); pero ambas las he integrado a mi propia idea de servir. Servir a las personas, a las empresas  y a la educación para lograr un mejoramiento en lo que he concluido es bueno para todos: la Gestión de Felicidad.
Me lo comentaba Jorge, cuando me contaba la experiencia de Banco Estado con su Gerente de Felicidad.
Y lo veo en cada cosa que aprendo: en la charla de Sung Ho, en la propuesta de Travesía Consultores y en mis propias propuestas a los colegios y empresas.
¿Qué busco? Que la gente disfrute lo que hace. Que se sienta bien, tranquila y libre de elegir si quiere o no seguir perteneciendo al lugar donde hoy trabaja. Que adquiera los conocimientos necesarios para desempeñarse mejor y para desarrollarse cómoda y feliz.
Creo que es posible.
Uno elige el camino de la depresión o ponerse la etiqueta de “cesante”. Defínase FREELANCE y verá el mundo distinto.
Como le dije a alguien alguna vez, cuando sentía que su mundo laboral se estaba cerrando, en una de esas iluminaciones que me vienen y en las que siento que soy sólo el medio para transmitir el mensaje: “Si tu mundo se está achicando, es porque otros mundos están en expansión. Observa de qué se trata y salta al otro lado de la ventana, para que tu vida se desarrolle en el mundo que se expande y no en el que se extingue”. 

En definitiva, es desde tus preocupaciones e intereses que quiero moverme; por lo tanto, conversemos y veamos qué hacemos. Esa es mi oferta.